Actualidad

El reto de los ODS en la superación de la crisis post Covid-19

18/05/2020

Logos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

La pandemia mundial y la crisis sanitaria provocada por el SARS-CoV-2, y su consecuencia económica y social, va a tener un impacto difícil de medir en estos momentos sobre la sostenibilidad y todas las iniciativas globales relacionadas con la Agenda 2030. Es posible que suponga un punto de inflexión para la misma y para todos los avances conseguidos en los últimos años.

Sin duda lo más importante y urgente en este momento es solventar la crisis sanitaria, la salud, pero no debemos olvidarnos de la necesidad de trabajar para conseguir un mundo mejor, un mundo sostenible para las futuras generaciones, salir de esta crisis sin dejar a nadie atrás.

¿Qué nos espera después de la crisis? Una de las posibles consecuencias es que se ponga en primer lugar la rentabilidad económica y el corto plazo y que se pongan en riesgo los avances en la consecución de los ODS y la Agenda 2030.

Sin embargo, el fin de la pobreza, el hambre cero, la salud y el bienestar, la reducción de las desigualdades, el trabajo decente, la protección del medio ambiente, deben seguir siendo los objetivos que nos guíen en los próximos años.

No hacerlo así sería especialmente grave, entre otros, para los colectivos en riesgo de exclusión social como lo es el de las personas con discapacidad.

Antes del inicio de esta crisis el 26 % de los españoles se encontraba en riesgo de pobreza o exclusión social, en el caso de las personas con discapacidad correspondía con el 31 %. La tasa de paro era del 14 %, en el caso de las personas con discapacidad era mayor en un 10 %, solo 1 de cada 4 personas con discapacidad estaba trabajando y de estos el 14,9 % se encontraban en riesgo de pobreza o exclusión social, por tanto, con trabajos precarios.

Durante este periodo hemos verificado que los datos empeoran, como no puede ser de otra forma, y que, para lo bueno y para lo malo, estamos interconectados y por consiguiente debemos ser solidarios y generar alianzas, con especial cuidado hacía los más vulnerables, aunque sea por puro egoísmo.

En esta época de incertidumbre existen numerosas experiencias colaborativas, alianzas público – privadas, que suponen oportunidades para la reconstrucción, para la vuelta a la normalidad. Desde el movimiento de la sociedad civil organizada de la discapacidad existen valiosos ejemplos liderados por el CERMI y la Fundación ONCE. En este sentido y dentro de ellas el sello Bequal sigue siendo una herramienta que, desde esa colaboración con administraciones, con empresas y con la sociedad en general, persigue la inclusión laboral de las personas con discapacidad y la consecución de los ODS.

Se dice que el nuevo propósito universal de las empresas es la 4ª revolución industrial, es decir, la declaración de la empresa de que quiere cambiar el mundo o mejorar el mundo. Ahora más que nunca el reto de la consecución de los ODS debe unirnos al conjunto de la humanidad, de esta crisis o salimos juntos o no saldremos.